Ansiedad y stress un consejo útil para librarse de ellos.

Momentos de reflexión con Darío Nin.

Hermanos, bendiciones. Que el Señor te bendiga hoy rica y abundantemente, quiero compartir contigo en esta ocasión unos versículos del capítulo 2, 1 de Juan, que nos va ayudar a combatir el stress y la ansiedad de una manera muy efectiva.
Cuando sintamos que las cosas de este mundo nos están trayendo preocupación(*) y stress a nuestras vidas, vayamos a esta 1 de juan capítulo 2, verso 15… Dice el Señor en su palabra “No amen al mundo, ni las cosas que están en el mundo. Si alguno ama al mundo, el amor del Padre no está en él. 16 Porque todo lo que hay en el mundo, es decir, los deseos de la carne, los deseos de los ojos, y la vanagloria de la vida, no proviene del Padre, sino del mundo. 17 El mundo y sus deseos pasan; pero el que hace la voluntad de Dios permanece para siempre”
Es el mensaje del día de hoy. Es bastante corto. Te invita a no amar las cosas del mundo: “los deseos de la carne, los deseos de los ojos, y la vanagloria de la vida”.
Señores nos hemos dado cuenta que nuestras cosas, las que le damos prioridades, son como decía Salomón, vanidad de vanidades. Miren como nos cambió un virus la vida de la noche a la mañana.
¿De qué nos vale acumular dinero, cuando el dinero no tiene un valor en sí mismo, o cosas de lujos? Nadie inventa ahora ir a comprar cosas de lujos a una tienda (salvo que tenga un ego distorsionado, muy distorsionado), ahora solo apuntamos a las cosas de la sobrevivencia, a las que humanamente nos hacen permanecer; sin embargo, el señor te dice que si deseas permanecer debes amar las cosas de Dios. Cuando amas las cosas de Dios permaneces para siempre, porque el mundo y su vanidad pasan. Así que si tu preocupación, si tu stress viene por las cosas del mundo; es hora que dejes de mimar allí y mires hacia lo que verdaderamente es eterno y te garantiza la eternidad. Mira hacia Dios busca las cosas de Dios y ya no te harán más daño las cosas del mundo.
Que Dios te continúe bendiciendo, hoy mañana y siempre…
Darío Nin
14/05/2020
(*) empleada como mortificación.

SHARE