Defensor del Pueblo ya diligenciaba con CONAPE asistencias para ancianos que rondan los cien años que claman por ayuda

Santo Domingo, 18 de mayo 2020.
Por Darío Nin
La Defensora del Pueblo Zoila Martinez Guante y su equipo de abogado de Tutela de Derechos ya estaban al tanto de la situación de los ancianos de la comunidad del Botao en el municipio de Yamasá, provincia Monte Plata, sobre los cuales sinfronterasdigital publicó su estado necesidad.
Respondiendo en el acto a la información que le hicimos llegar, desde el Defensor del Pueblo nos hicieron saber a través de la Dra. Maria Ramos Primera adjunta lo siguiente “CONAPE brindó asistencia a la pareja de adultos mayores Victorio Laurencio y Eusebia de Paula de 96 y 99 años, respectivamente, encamados producto de achaques de salud.
Durante la visita domiciliaria realizada el sábado 16 de mayo, los adultos mayores recibieron asistencia médica, le fueron entregados alimentos, pañales desechables, proteínas y cereales debido a su estado de desnutrición. Ambos se encuentran bajo el cuidado y protección de dos hijos. Viven en pobreza extrema”
EL Defensor del Pueblo. ya estaba dando seguimiento a este caso, lo que demuestra la sensibilidad de los miembros de esta institución que en estos tiempos de pandemia han duplicado el esfuerzo para servir, pese a las adversidades e inconvenientes naturales propias de la situación.
La información que publicamos fue la siguiente:
Una pareja de ancianos que rondan los cien años claman por ayuda para terminar su ancianidad con dignidad.
Los ancianos Victoriano Laurencio de 98 años de edad y su pareja Eusebia de Paula de 99, yacen en cama desde hace varios años amparados por su hija Juanita, la cual tiene que dedicarse por completo a su cuido, pues ninguno de los dos se vale por si mismo.
Juanita expresa que solo cuenta con la misericordia de Dios y la mano amiga de algún buen samaritano
Estos sobreviven como pueden en la comunidad del Botao, municipio de Yamasa, provincia de Monte Plata.
A través de este medio se ha contactado a la Defensora del Pueblo , que conjuntamente con el con el Consejo Nacional De La Persona Envejecientes (CONAPE) garanticen los derechos de estos adultos mayores-
La voz de auxilio ha salido del señor Emeregildo de Paula, quien no sólo clama por ellos sino que además indica que en la comunidad existen otros envejecientes en situaciones de precariedades extremas.
La llamada necesita que la vicepresidencia de la República con el plan de solidaridad o salud pública , plan social o cualquier otra institución pública o privada, vayan en auxilio de estos ancianos para que puedan vivir sus últimos días sin tantas precariedades.
Juanita no tiene teléfonos por lo que cualquier contacto seria personal o atreves del señor Emeregildo de Paula en el teléfono 809256-2797
Tanto CONAPE como el Defensor del Pueblo deben velar por el bienestar de los adultos mayores. La primera promoviendo políticas en favor de los envejecientes o adultos mayores y supervigilar los responsables de su ejecución pues el objetivo de su creacion conforme a la ley 352-98 del año 1998, es diseñar las políticas nacionales a favor del adulto mayor.
Con dicha ley se busca sentar las bases institucionales y establecer procedimientos de protección integral a los adultos mayores, sus derechos a una vida activa, productiva y participativa, donde se respecte su dignidad, libertad, convivencia familiar y comunitaria, a la recreación, a la cultura y a la igualdad.
Según lo expresan en su página institucional el CONAPE, tiene la responsabilidad de orientar a las entidades autorizadas a servir al adulto mayor en la aplicación de las políticas del sector. Además de la obligación de hacer cumplir la ley que lo organiza, el CONAPE realiza esfuerzos por contribuir al cumplimiento del Plan de Acción Internacional de Madrid sobre envejecimiento.
En cuanto al Defensor del Pueblo tiene la responsabilidad de salvaguardar los derechos humanos y fundamentales de todas las persona y en especial de los más vulnerables como es el caso de los adultos mayores o personas de la tercera edad quienes reciben protección conforme a lo dispuesto en el artículo 57 de la constitución dominicana que expresa. “La familia, la sociedad y el Estado concurrirán para la protección y la asistencia de las personas de la tercera edad y promoverán su integración a la vida activa y comunitaria. El Estado garantizará los servicios de la seguridad social integral y el subsidio alimentario en caso de indigencia.
Es basado en esta disposición que tanto el CONAPE como el Defensor del Pueblo deben exigir al Estado la protección no solo de estos envejecientes sino de todos lo que como ellos están en situación de vulnerabilidad.
La Defensora del Pueblo, Martinez Guante y el equipo del Defensor encargado, se comprometieron a llevar el caso hasta las más altas instancias en procura de una solución definitiva; no solo frente a este caso, sino en favor del todos los envejecientes en situaciones similares. Entienden que esa es la mejor manera de hacer valer y proteger la dignidad humana.

SHARE