EEUU: Cientos manifestantes pacíficos caminan a poca distancia Casa Blanca

Manifestantes sostienen un cartel gigante en la Plaza Black Lives Matter, cerca de la Casa Blanca, durante una protesta contra la desigualdad racial después de la muerte de George Floyd bajo custodia policial en Mineápolis, en Washington.
Manifestantes sostienen un cartel gigante en la Plaza Black Lives Matter, cerca de la Casa Blanca, durante una protesta contra la desigualdad racial después de la muerte de George Floyd bajo custodia policial en Mineápolis, en Washington. 6 de junio de 2020. REUTERS/Jim Bourg

WASHINGTON, 06 de junio 2020.- Cientos de manifestantes pacíficos se reunieron cerca de la Casa Blanca en un domingo soleado en Washington, el comienzo de un décimo día de manifestaciones contra el racismo y la brutalidad policial que se engendraron por la muerte de un afroestadounidense bajo custodia policial.

Muchos en la multitud caminaron por la recién nombrada Plaza ‘Black Lives Matter’, a poca distancia de la Casa Blanca.

Temprano en el día, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo en Twitter que, como resultado de las protestas pacíficas del sábado, había ordenado a la Guardia Nacional que comenzara a retirar 5.000 soldados de Washington que habían sido llamados a la ciudad para sofocar las manifestaciones violentas que habían estallado hace una semana.

Más de 10.000 personas protestaron pacíficamente en Washington el sábado y no hubo signos de disturbios el domingo, en una escena que se asemejaba a una feria callejera comunitaria. En medio de cánticos de protesta, muchos en la multitud racialmente diversa se detuvieron el domingo para posar para fotos frente a un gran cartel de tela que decía “Black Lives Matter”.

La alcaldesa de Washington Muriel Bowser dijo que no hubo manifestantes arrestados el sábado. Pero atacó a Trump y su administración por inundar la ciudad con la policía federal y las tropas de la Guardia Nacional en la última semana para sofocar las protestas que a veces se volvieron violentas.

“Lo que vimos la semana pasada fue básicamente una invasión de nuestra ciudad”, dijo Bowser al programa “Fox News Sunday”. “Las tropas del Ejército en servicio activo se trasladaron desde todos los puntos del país para amenazar nuestra autonomía”.

Ya son casi dos semanas de protestas en docenas de ciudades estadounidenses, y algunas de ellas se han convertido en enfrentamientos entre manifestantes y policías y otras autoridades policiales. Con decenas de miles de personas tomando las calles de costa a costa, han sido quizás las protestas más extendidas desde las manifestaciones contra la participación de Estados Unidos en la Guerra de Vietnam en la década de 1960.

Las manifestaciones que exigían justicia racial y reformas policiales sistémicas estallaron en todo Estados Unidos y han continuado diariamente después de que George Floyd, de 46 años, murió el 25 de mayo en Minneapolis, Minnesota, cuando el oficial de policía Derek Chauvin presionó su rodilla en su cuello durante casi nueve minutos mientras Floyd jadeaba. No podía respirar. Fue la última de muchas muertes entre afroestadounidenses bajo custodia policial.

Chauvin ha sido acusado en este caso de asesinato en segundo grado, mientras que otros tres oficiales que no intervinieron han sido acusados ​​de ayudar e incitar el asesinato.

Trump, que enfrenta una campaña nacional de reelección que culminará el 3 de noviembre contra el exvicepresidente Joe Biden, a veces expresó su apoyo a las protestas pacíficas, pero también exigió una acción policial dura contra los manifestantes más inquietos y les dijo a los 50 gobernadores estatales del país que eran débiles si no los arrestaban.

Floyd será enterrado el martes en Houston, Texas, donde vivió durante años. Trump hizo una breve llamada a sus familiares en los días posteriores a su muerte para expresar su simpatía, mientras que Biden se reunirá con la familia de Floyd el lunes.

En las protestas en ciudades de todo el mundo, personas de todas las edades y razas se han manifestado en solidaridad: “No puedo respirar”, que fueron algunas de las últimas palabras de Floyd.

En la capital de EE.UU., manifestantes pacíficos marcharon en muchas zonas el sábado en una tarde calurosa y húmeda, así como en el Capitolio y en el National Mall.

Bowser habló al final de la tarde con una gran multitud en la recién designada Plaza ‘Black Lives Matter’, justo al norte del Parque Lafayette y la Casa Blanca. Bowser hizo que artistas locales pintaran “Black Lives Matter” en letras amarillas grandes sobre varias cuadras de 16th Street Northwest.

Bowser, que es afroamericana, instó a la multitud a exigir en voz alta “más justicia y más paz”.

“Tengo una niña de 2 años”, dijo. “Quiero que crezca en un país donde no tenga miedo de ir a la tienda de comestibles, no tenga miedo de ir a trabajar”.

También se llevaron a cabo grandes protestas en Minneapolis, Miami, Nueva York, Chicago, San Francisco, Dallas, Filadelfia y Denver. Y para la mayoría de las ciudades, muchas de las cuales habían visto violencia y algunos saqueos a principios de semana, los eventos del sábado fueron pacíficos.

Pero las protestas en Londres se volvieron violentas el sábado después de que los manifestantes se enfrentaron con la policía montada.

La protesta había comenzado pacíficamente, pero cerca de la casa de Downing Street 10 del primer ministro Boris Johnson, un pequeño número de manifestantes presuntamente arrojaron botellas a la policía, lo que llevó a los agentes montados a rechazar a los manifestantes. Un oficial montado resultó herido cuando se cayó de su caballo, informó la agencia de noticias francesa Agence France-Presse. Dan /Sfd

SHARE