La voz uno de los principales dones de este mundo

Santo Domingo,14 de agosto 2020.-
La voz uno de los principales dones de este mundo

Por Luis Alberto Perdomo M.

Así titula uno de los capítulos de su libro “Manual de cultura general” el escritor, catedrático, locutor e intelectual Carlos Cepeda Suriel, el cual quiero compartir en mi artículo de esta semana en LOCUTORES SIN FRONTERAS.

En el mundo no existen dos voces iguales. Podemos encontrarlas parecidas, pero jamás idénticas. Cada persona tiene la suya propia, con matices especiales, y una belleza muy particular. La hermosura de una Voz depende mucho del dominio que tengamos de ella, de la destreza para usarla y la manera de adecuarla al lenguaje, al momento, a la ocasión o al ambiente, resultando determinante el gusto y la preferencia de los demás.

El suave timbre de una Voz es capaz de surcar caminos a través del conducto auditivo, hasta llegar al alma de quien nos escucha, para mojar el sentimiento con gotas de armonía cual inesperada llovizna sobre el inigualable ropaje de un lirio. Sus mágicos matices pueden penetrar en lo más profundo de la conciencia, aposentarse en el más desnudo corazón y vestirlo con terciopelo.

Una voz tiene sus propias características, las que en otra Voz resultan siempre distintas. En ella los matices son colores que nos permiten dibujar en el aire las palabras y hacerlas danzar en un universo de ideas.

Al hablar debemos pincelar las silabas, en espacio y tiempo, en forma ondulada y nunca de manera horizontal. El sonido de las vocales y las consonantes generado por el aparato fonador tiene que ser melódico, porque el timbre de la voz humana es rico en armónicos, sustentado en una cavidad bucal cuya naturaleza es altamente resonante.

La Voz es un verdadero milagro, porque quince órganos tienen que accionar para que ella exista. Al producirse actúan los tres aparatos que conforman el sistema Vocal Humano: el Respiratorio, el de Fonación y el Resonador. En el primero el aire se almacena y circula, en el segundo se convierte en sonido y en el tercero ese sonido adquiere sus cualidades de timbre, el cual caracteriza a cada Voz.

El aparato Respiratorio está constituido por la nariz, la tráquea, los bronquios, los pulmones y el diafragma. Al aparato de Fonacion lo conforman la laringe y las cuerdas vocales. Mientras que el aparato Resonador esta compuesto por la cavidad bucal, la faringe, las amígdalas, el paladar óseo, la lengua, las mandíbulas, los dientes y los labios.

En lo que concierne al Aparato de Fonación, este puede ser controlado conscientemente por quien habla o canta, pues la variación de la intensidad de la Voz depende sobremanera de la fuerza de la respiración. En la entonación los múltiples brillos, matices y altibajos son el resultado de una correcta educación de la Voz. Es por eso que cada individuo posee una voz única, diferente a todas las demás.
LAP/Sfd

SHARE