“El Estado está preñado de un embrión de cenicienta”
Primera publicación 24 de marzo del 2011
2da 15 de agosto 2020.-
Por Darío Nin

El francés charles Perrault, que se reconoce por haber dado forma a cuentos que oralmente se transmitían de generación a generación; le dio forma a la versión que conocemos de la cenicienta.

La cenicienta estaba llamada a ser una joven hermosa y feliz, pero su madre murió el padre se casa y viene una madrastra a hacerle la vida imposible.

Las dos hijas de ésta, sus hermanastras, gozaban de todo, ella, la cenicienta no disfruta de nada, incluso tiene que dormir sobre las cenizas, de ahí su nombre.

Hubo de necesitar la ayuda de una tía, para que sus encantos resplandecieran, su tía el hada.

Cuando recibió la ayuda que demandaba, su belleza fue notoria y se caso con el príncipe, después que este hizo malabares para encontrar la dueña del calzado de cristal; que había huido antes de la media noche.

Ustedes ya saben la historia. ¿Por qué la recreo ahora? La recreo, porque sinceramente creo que se está gestando en el vientre del Estado Dominicano una nueva cenicienta, que necesitará de mas que una tía hada, para que se le reconozca sus encantos.

Esa criatura ya tiene nombre, pero su parto, que debió acontecer ya, no sabemos qué conjuro lo está reteniendo.

La cenicienta a la que me refiero se llama Defensor del Pueblo. Muchos piropos para el protector, una figura independiente que velará por los derechos fundamentales de los habitantes que es decir mucho más que los derechos del ciudadano.

Que peleará contra los abusos, que le pondrá carácter de estado a sus denuncias, que tocara tanto a los particulares como a lo que concierne al propio Estado.

Como la Cenicienta, el Defensor tiene derechos legítimos, pero que aparentemente no hay interés en permitir que tomen forma, que se constituyan.

Primero nació como ley adjetiva, ley natimuerta, luego, para alegría de muchos, la asume la Constitución de la República del 26 de enero del 2010. Pero ni antes ni ahora, hay forma de que arranque

La Cámara de Diputados especialmente la Comisión Especial designada, ha hecho ya varias evaluaciones de candidatos. Ésta se creía que era la vencida. Se esperaba que para los meses de noviembre a diciembre del 2010, ya serian seleccionados el titular y sus adjuntos; pero ya se le celebró un año a la Constitución y el Defensor del Pueblo sigue sin tener quien lo defienda. No nace, sigue siendo embrión, sigue siendo proyecto, sigue siendo sólo letra en nuestra constitución, aparentemente; como lo fue en la ley adjetiva que trajo la figura a nuestro ordenamiento por primera vez, hace ya más de 10 años.

¿Quien se casará con el Defensor y evitará que corra la suerte de la cenicienta? Quien le calzará el zapato de cristal.

¡Ojala se entienda! Que esa figura es mucho más que un símbolo, ojala que se honre nuestra Constitución. ¡Claro! He de entender que políticamente sus hermanastras el Tribunal constitucional, la ley del Tribunal Constitucional y la hermanastra mayor, el Tribunal Electora y la nueva conformación de la Junta Central Electoral, tenían prioridad, pero caray, déjese que el Defensor nazca aunque empiece a dormir sobre las cenizas. Aquí no pasará como el cuento; con quien se case el Defensor no será el mismo partido que tendrán las hermanastras. Ya sacaron tiempo para elegir la Cámara de Cuentas y las demás figuras de la Nueva constitución, terminemos entonces con lo del Defensor y démosle la oportunidad que diga lo que será.

Para la segunda publicacion agrego: que como dejavu el defensor sigue viviendo el mismo sueño para la nueva designacion, no obstante tener formulas previsoras para evitar el letargo y la dejadez

El DP ya con un período, ha tomado forma, se ha constituido, se ha estructurado, pero por las limitaciones del que empienza,sólo ha dado pininos en gran papel que esta llamado a desempeñar. El Defensor del Pueblo pese a los esuerzos no ha llenado todos los deseos de quienes le ha tocado dirigirlo. Ahora, estando viva como está; solo falta la voz que le diga levántate y anda por todo el país que ya se hizo el camino y se construyenn tus refugios.

Un gobierno como el que se ha prometido, y, a un dia de tomar posesion debe dar la prioridad a esta Institución, porque aunque tiene la mayoría para imponer al Defensor, suss cinco adjuntos y sus dos suplentes, debe dar motivo para que se confie en su buenas ejecutorias nombrando un Defensor Independiente con autoridad moral y preparación intelectual-profesional que pueda logra que esta institucion grite en cualquier parte del mundo, un: “Yo soy y aquí estoy”

Hasta la próxima.

Dr. Darío Nin

SHARE