Introducen recurso para cancelar licencia del Aeropuerto de Bávaro

La Corporación Aeroportuaria del Este (CAE), propietaria del Aeropuerto Internacional de Punta Cana, introdujo un recurso de reconsideración ante el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Mimarena) en el que piden cancelar la licencia ambiental para el proyecto del Aeropuerto Internacional Bávaro (AIB), del Grupo Abrisa.

La CAE argumenta que la solicitud de aprobación presentada por Abrisa está incompleta y que la normativa establece que dicho ministerio “no recibirá expedientes incompletos”.

El escrito repasa una serie de alegadas violaciones a las normativas legales en todo el tránsito del AIB por las instancias oficiales y luego cae en un análisis a fondo de la licencia ambiental, fechada el 16 de julio, el mismo día en que la Comisión de Fomento Turístico (Confotur) le acordó al proyecto exenciones fiscales totales por 15 años. Fue preparado por los abogados de la CAE, Enrique de Marchena Kaluche, Luis Julio Jiménez y Nelson Jáquez Suárez y presentado el viernes a la nueva cabeza del Mimarena, Orlando Jorge Mera.

La CAE afirma que “las supuestas vistas públicas en torno al proyecto Aeropuerto Internacional de Bávaro, si es que realmente fueron celebradas, lejos de garantizar una participación efectiva, no fueron públicas ni democráticas, mucho menos transparentes y abiertas, circunstancias que Mimarena parece haber obviado o pasado por alto al momento de emitir la licencia ambiental”.

De acuerdo al recurso, Mimarena aceptó como bueno y válido un estudio de impacto ambiental que fue ejecutado por una persona no autorizada o certificada.

En el recurso se indica que el estudio presentado por Abrisa no se refiere a “los impactos sobre la composición de la fauna, los corredores de las aves migratorias, el peligro de colisiones con las aves que puedan provocar accidentes, niveles de ruido en las operaciones de aproximación y despegue de los aviones, contaminación por emisiones de gases de combustión de los aviones, la limitación de futuros desarrollos turísticos por la proximidad del aeropuerto, riesgos de introducción de plagas y enfermedades derivados del mal manejo de la basura internacional, entre otros”.

SHARE