Repudian la designación del Sr. Wilfredo Lozano, como Director del Instituto Nacional de Migración de la República Dominicana

Santo Domingo, 02 de septiembre 2020.-
Por Dario Nin

Un grupo de ciudadanos dominicanos,a la cabeza de los cuales aparece el exdirector del desaparecido periódico El Siglo,Federico Henríquez Gratereaux, manifestaron su rechazo público a la designación del sociólogo Wilfredo Lozano como director del Instituto Nacional de Migración. Acusándolo de representar los intereses haitianos y extranjeros que buscan solución a la situación haitiana en la República Dominicana.

Aducen los repudiantes que nunca antes desde 1844 hasta el presente, la República Dominicana, había estado tan sometida a las presiones, propaganda y ocupación haitiana, como ahora. Que se nos pretende imponer la lógica de que nuestro país tiene que “asumir” a toda la población haitiana, y cargar con sus quebrantos y necesidades históricas. Mas aun, se nos pretende imponer la idea de que defender la dominicanidad, es pecaminoso, injusto, inhumano, y hasta ilegal. Y que esa visión será siempre inaceptable.

En comunicación enviada a sinfronterasdital.com, lo remitentes expresan textualmente que: “Nosotros todos, ciudadanos dominicanos, que vivimos en el país, y en las comunidades dominicanas del exterior, que nos dedicamos a las mas variadas y diversas actividades laborales, sociales, profesionales, y cívicas, por el presente documento queremos expresar nuestra más libérrima voluntad y exponer al país, con sentido de responsabilidad ciudadana, lo siguiente:

Rechazamos, repudiamos la designación del Sr. Wilfredo Lozano, como director del Instituto Nacional de Migración de la Republica Dominicana.

Consideramos que esta designación es totalmente contraria al interés nacional, a las leyes y normas migratorias y a los derechos laborales, civiles y sociales del pueblo dominicano, especialmente de los sectores más pobres y vulnerables, por cuanto el Sr. Lozano, ha servido a entidades, organismos y organizaciones privadas, nacionales y extranjeras, cuyo trabajo principal ha sido fomentar, promover, y trabajar para asentar la migración haitiana en la Republica Dominicana, tanto legal como ilegal, bajo el esquema de pseudos principios y valores humanitarios, y de derechos humanos, que son totalmente incompatibles con el legado histórico y el origen mismo de la proclamación de la Republica Dominicana como Estado nacional.

Consideramos injusto, parcial, avasallante, y hasta abusivo, en detrimento de la razón, de la transparencia y de la verdad que debe prevalecer en el debate de los asuntos de interés público, que se esté montando desde diversos medios de comunicación pública, toda una campaña mediática de propaganda para promover y “legitimar”, la designación del Sr. Lozano en dicha posición, mientras se invisibiliza, se evade, y peor aún, se oculta, de manera deliberada, la oposición y el repudio ciudadano masivo, que ha generado dicho nombramiento, y donde miles de dominicanos estamos suscribiendo dicho rechazo.

El Sr. Lozano se ha prestado, no solo para organizar, sino además para dirigir, promover, y desarrollar, campañas de difamación contra la Republica, el Estado y el pueblo dominicano, sobre la base de generar hechos falsos, información manipulada, y suplantación de identidad para favorecer a ciudadanos haitianos y buscar la condena moral y material del Estado Dominicano.

El Sr. Lozano es un reputado, un reconocido activista, y militante de la causa haitiana en Republica Dominicana, no solo como sociólogo, sino además como contratista, y ciudadano, que labora, de manera permanente, para el desarrollo de una agenda haitiana en Republica Dominicana.

El Sr. Lozano reniega de las decisiones de nuestros más altos órganos jurisdiccionales, tales como el tribunal Constitucional, la Suprema Corte de Justicia y tribunales del orden inferior que han rendido decisiones relevantes de principios que fortalecen nuestras leyes históricas del Registro civil, de la identidad y la nacionalidad dominicana.

Bajo la concepción ideológica que sustenta, el Sr. Lozano ha acreditado una conducta publica de trabajar al servicio de los intereses haitianos, solapados como “política migratoria”, lo cual atenta contra nuestra seguridad nacional fundamental.

El Sr. Wilfredo Lozano nunca jamás se ha pronunciado en favor de ninguna de las victimas dominicanas agredidas, asesinadas, o mutiladas por la creciente y violenta “migración” /ocupación, haitiana, sino todo lo contrario, ha servicio siempre para justificar y apoyar a los agresores foráneos, y para desorientar a los dominicanos y difamar, y desacreditar a las víctimas.

La Republica Dominicana, el Estado nacional, urge, y precisa de oficiales públicos y funcionarios que tengan claros, y definidos, los principios del legado histórico que dio origen y forjo la nación y el Estado Dominicano, como fuente esencial de nuestra existencia jurídica, territorial y política, como parte de la comunidad de naciones soberanas del mundo. El Sr. Lozano no representa esos valores.

Hoy día, la presencia haitiana en nuestro territorio, es una realidad que supera todo fenómeno migratorio, y se convierte en una verdadera ocupación civil, poblacional, y territorial, que amenaza real y efectivamente los derechos del pueblo dominicano, con todos sus efectos y consecuencias, desde la depredación ambiental, la ocupación desordenada de nuestro territorio, hasta el consumo masivo de nuestros servicios públicos y sociales.
Ante esta realidad compleja y cada día más grave, surge la necesidad de aplicar políticas patrióticas y dominicanistas, para fortalecer, no solo la cohesión social, y la identidad cultural y política del pueblo dominicano, sino y sobre todo, para cuidar y fortalecer la seguridad interna, territorial y geopolítica del país, en tanto elementos indispensables para preservar la Republica y el Estado Nacional.

El Movimiento Patriótico y Nacionalista dominicano, compuesto, en su continuidad histórica, por una diversidad de grupos, entidades, activistas, en toda la geografía nacional y en nuestras comunidades dominicanos en el exterior, apoyara sin reservas, y con decidido entusiasmo, todas las políticas publicas que tiendan no solo a fortalecer nuestro Estado, sino además a ejercer el mas estricto e imperativo control territorial, no solo fronterizo, sino además, en términos del necesario y urgente ordenamiento territorial, y a priorizar la defensa de nuestra nacionalidad, de nuestra cultura, y de nuestra soberanía, base indispensable de nuestra existencia histórica.

Hoy, ante la vorágine de la cultura global que arropa el mundo, y se inocula mediante un conjunto de políticas servidas por organismos internacionales a los países, las culturas, y los Estados nacionales, y ante ese llamado y advertencia que nos impone nuestra propia historia colectiva, es precisamente con mayor razón que tenemos la necesidad, de ser cautelosos, y tener mayor prudencia, y estricto cuidado en el manejo de nuestras relaciones internacionales y especialmente con nuestro vecino Haití, cuya vocación supremacista, e imperialista nunca ha cesado, solo que ahora se cobijan a través de las políticas que promueven distintos organismos, agencias, ongs, y representantes internacionales, cuyo activismo y laborantismo resulta incesante en nuestro propio país.

Nunca antes desde 1844 hasta el presente, nuestro país, había estado tan sometido a las presiones, propaganda y ocupación haitiana, como ahora. Se nos pretende imponer la lógica de que nuestro país tiene que “asumir” a toda la población haitiana, y cargar con sus quebrantos y necesidades históricas. Mas aun, se nos pretende imponer la idea de que defender la dominicanidad, es pecaminoso, injusto, inhumano, y hasta ilegal. Y esa visión será siempre inaceptable.

El país ha reaccionado con estupor, y masiva indignación, ante la designación, mediante el articulo No. 35, del Decreto No. 339-20, dictado por el Sr. Presidente de la Republica, Don Luis Abinader Corona, en sus legítimas atribuciones y potestades constitucionales, del Sr. Wilfredo Lozano, como director del Instituto Nacional de Migración de Republica Dominicana, que pasa a ser secretario del Consejo Nacional de Migración.

Debemos establecer que el Consejo Nacional de Migración, se ha reunido en los últimos 20 años probablemente solo en dos ocasiones. Y en ambas ha sido para validar políticas y decisiones exclusivamente para favorecer en mas de un 90% políticas migratorias en favor de los haitianos, sin valorar otras consideraciones de carácter estricto que tenemos que observar los dominicanos, incluyendo el factor de reciprocidad.

Desde que ese órgano del sistema migratorio dominicano fue establecido y donde resultó designada la Sr. Florinda Rojas, no ha hecho, ni ha servido otra cosa que no sea convertirse en una caja de resonancia de políticas haitianas, de políticas fomentalistas, promotoras de la migración y peor aun, de la justificación de la presencia, legal e ilegal de haitianos en nuestro país, contraviniendo de manera absoluta nuestra ley de Migración 284-04 vigente.

Es decir, que ese Organo, lejos de servir a los intereses nacionales, y estudiar, evaluar, y dar seguimiento a la política migratoria, desde la perspectiva de sus conflictos y problemas, como podría ser, por ejemplo, la relevante e impresionante cifra de víctimas y mutilados dominicanos, especialmente campesinos y mujeres, a causa de la violencia haitiana, se ha dedicado a desarrollar una narrativa de ocultamiento, de desinformación y desorientación del pueblo dominicano sobre esta acuciante problemática.

Pero tampoco ha servido ese oneroso Organo, siquiera para evaluar, determinar las cifras reales de haitianos que ocupan nuestro territorio y la ubicación de las miles de colonias y asentamientos ilegales en toda nuestra geografía.

Por tanto, consideramos que, la designación del Sr. Lozano al frente de ese órgano, no solo nos parece contraproducente, e injusto, sino además un grave error que debe, y puede ser remediado, por cuanto significa la visión y la praxis de este funcionario, y sus evidentes compromisos internacionales, con ongs privadas, no solo en calidad de de consultor pagado, sino además de activista de la causa haitiana en nuestro país y en el extranjero, al punto de hacer oposición publica de las decisiones emanadas de nuestros órganos legítimos y constitucionales, lo cual es totalmente contrario a la legitimidad del Estado Dominicano, y sus órganos y poderes públicos.

El Sr. Lozano tiene una visión especifica y concreta sobre la política migratoria dominicana, que contradice y contesta, desde la oposición militante nuestra ley migratoria, e incluso de delicadas políticas de seguridad nacional, y por tanto se genera un serio conflicto de interés en su designación, que debe ser resuelta, a la mejor discreción e investidura del Sr. Presidente de la Republica.

En ese mismo orden, no solo el movimiento patriótico y nacionalista dominicano, sino otros grupos cívicos e incluso entidades especializadas que interactúan en nuestro país, como la Ong OXFAM, han propuesto la eliminación de ese Organo, por cuanto genera, no solo gastos innecesarios, sino que además tiene muchas duplicidades y hasta contradicciones con la Dirección General de Migración.

En ese sentido y en coincidencia con la saludable y eficiente reforma del Estado (la reinvención del Estado) y que ha empezado a promover, y que ha propuesto, públicamente el Sr. Presidente de la Republica, justamente desde sus primeras iniciativas, nosotros estamos totalmente de acuerdo con dicha, creciente propuesta de eliminar esa dependencia, por los motivos y razones expuestas.

Federico Henríquez Gratereaux

Dr. Manuel Núñez

Dra. Laura Gil

Ing. Leonardo de León

Virginia DuBreil

Monik Cano

Francina Richez

Cynthia Fernández

Albania Polanco

Dra. Kirshe Fernández

Lic. Leonardo Jaquez

Genoveva Meregildo

Ricardo Rojas

Lic. Jaime Rincón

Ramon Quiñonez

Arq. Francis Aguiar

Dra. Cristina Aguiar

JC Fernández

Dr. Robert Cabral

Pedro Cepeda

Lucy García

Daniela Polanco

Andrés Mora

Elizabeth Flores Done

Carlos Encarnación

Papito Bordas

Luis Diaz

Doris Pérez

Jhorky Genao

Ray Espinal

Leidy Jiménez

Evelyn Apolinario

Duaner López

Francisco Gómez

Maria Altagracia Gonzalez

Hailer Santana Cedeño

Vivian Venecia

Sharol Olmos

Sr. Yoryi Sánchez

Camelia Vargas

Angelina Guerrero de Garrido

María Heinsen

Jhonny Curiel Paradas

Rosario Cespedes

Bruno Valdeiras

Angelo Vásquez

Ing. Vinicio Fernández

Camelia Michel

Miriam Polanco

Ingrid Polanco

Enma Polanco

Miguel Polanco

Carina Rosa

Melissa Calderón

Amalfi Lantigua

Cesar Victoriano

Solangie Meregildo

Carmen Ortiz

Rosa Mejia

Flor del Mar

Genesis Angomas

Zoraida Merejildo Ogando

Ramon Del Carmen Tejada Burgos

Sonia Valenzuela

Xiomara Medina

Inocencia Galván Merejildo

Félix Juan Medina

Richard Brens

Marino Marcos Vargas García

Martha Domínguez

Milagros Matilde Molina Almonte

Clary Tavarez

Marcos Noboa

Benedicta Robert de Brito

María de Jesús

Ana Semra

Aurelina Vittini Jiménez

Elisa Sofia Mendoza

Cesar Peralta

Máximo Pérez Hijo

Máximo Pérez

Tania Pérez

Isacc Cohely León Lebron

Jonathan Dinzey

Kenny Hernández

Pedro Porro

Andres Rivera

Tirso Rafael Barrera

José María Rivera Pacheco

Nieves Lidia Emeterio Rondón

Persio Veloz

Estela Duarte

Lourdes Alemán

William Alcántara

Rafaela Segura

Basilio Hernández

Edelmiro Segura

Dra. Berta Delgado

Bernardo Pichardo Castillo

Silvia del Orbe Batista

Salvador Encarnación

Rosa María Rodríguez Acevedo

Juan Carlos Pérez

Adan Sánchez

Víctor Pérez

Edith de Jesús Ortiz

Johel González Abreu

Lety de Jesús

Luis Diaz

Rigoberto Victoriano

Elvin Toribio

Leidy Jiménez

Yokasta Martínez

Chanel Amador Matos

Julio Savery

José Rodríguez

Marissell Gelabert Ozoria

Humberto Ortiz

Russell Rubio

Edward Vallejo

Jorge Capellán

Sabina Ureña

Rosita Jacqueline López Vidal

Paulina Trinidad de los Santos

Abel M. Adames Liriano

Miguel Rodríguez

Julio Mota

Simeón Sánchez Sarante

Betty Mues Sánchez

Narcisa de la Rosa

Pedro Sánchez López

Santiago Morrobel R.

Santo Cisnero

Miguel Peña Contreras

Ana Liriano

Soraya Hiraldo

William Reyes

Delfín Nieves

Yahanys Jaquez

Luis Miguel Vasquez

Darío Fernández

Abraham Salomón

Damaris Ramírez

DM Rodríguez

Reinaldo Martínez

Luz Diaz

Hanllelis Florián Mateo

Isa Jaramillo

George Santana

Wilfredo Urbaez Payano

Rosa Almonte

Rafael Ant. Tavera

Chari Abreu

Angela Cinthya Valdez

Carlos Martínez

Jacqueline Martínez

Sergio Rodríguez

José Luis Dume

Irma Paulino Paulino

Perfi Peralta

Yolanda Suarez

Juan Gabriel Jiménez

Eduardo Gautreau De Windt

Raul Francisco Peña

Cesar Máximo Bautista Paredes

Rocío Beltre Aristy

Santa Cristina Valerio Franco

Juan Miguel Carbonell

Priyanka Rodríguez

Jenifer Alvarez

Héctor Peña López

Luz J. Martínez

Nidia Batista

Yaquelin Delgado

Ana Cubeiro

Anny Milagros de León

Anny Deschamps

Jesús de los Santos

Enrique Terrero

Lissette Velázquez

María García

Carolina Robles

Amauris Castro Natera

Belkis Rodríguez

Henry Lluberes

Yenny Ortiz

Cesar Sánchez

Flor Daliza Rivas Medina

Miriam Genao

Brigida Abreu Méndez

Arisleida Grullón Pérez

SHARE