Siembra de Patria más allá de febrero

La Patria más allá de febrero

Darío Nin

“Y murió tambien toda esa generación y se reunión con sus antepasados. Despues de ellos vino otra generación que no conocía al Señor, ni sabía lo que el señor había hecho por Israel” (J2:10).

En un comercial de una casa licorera uno de nuestros artistas símbolo “marca País” nos dice “La patria es el único lugar del mundo en donde no somos extranjeros”

La patria ha de ser una y única, tú puedes adquirir una o dos nacionalidades. Las que te permitan las respectivas leyes o constituciones, pero jamás podrás adquirí otra Patria. Porque patria significa la tierra de tus raíces, la tierra de tus padres, la tierra de tus antepasados.

Este pedacito de tierra, es tu Patria y lo será por siempre, por ella has de luchar, por ella has de vivir y por ella has de morir si fuere necesario.

Otros lucharon, vivieron y murieron para delegártela; pero hoy, como esa generación que se levantó despues de la muerte de Josué, no conoció lo que el Señor había hecho por Israel”.

Me alegra que la Patria se exalte en febrero, me alegra que haya un mes de la Patria, pero no es suficiente. Todo un febrero y unos dias de enero, o una semana en agosto no es suficiente.  La exaltación a este terruño y su historia, sus valores, su moral, su fe, debe ser continua, cada día en un palmo distinto, en una pulgada, en un metro, en cada kilómetro, en cada pueblo, en cada región, en todo el territorio.

No olvidemos que la forma de cargar la Patria es en el corazón y la forma de darla a conocer al mundo es por sus símbolos y nuestras acciones. Los símbolos son la Patria en miniatura.

Mi amigo hoy presidente del Instituto Duartiano, Dr. Wilson Gómez Ramírez, es el autor de un libro sobre los símbolos Patrios, que debe ser una materia en todo programa de formación ciudadana en República Dominicana, que yo, desde ya propongo se denomine la Patria y su simbología. Quizás eso no le interese a nadie fuera de nuestras fronteras, pero debe importarle a cada dominicano dentro o fuera

Primero tenemos que consolidarnos como pueblo, como nación a lo interno, si queremos crecer a lo externo, pues, si salimos sin saber quiénes somos, no regresaremos a donde pertenecemos.  Nos asumirán y nos consumirán.

“Efraín se ha mezclado con los demás pueblos; Efraín fue torta no volteada. Devoraron extraños su fuerza, y él no lo supo; y aun canas le han cubierto, y él no lo supo”. (O.7:8-9)

Estoy proponiendo a los ministerios de educación, tanto a MINERD como al Mescyt,   que tomen en serio el sembrar la Patria en los centros de estudios sin importar grado, Hoy somos lo que somos porque la Patria existe. Duarte ni su familia y ese grupo de hombres cuyos nombres no se ha sabido recoger a totalidad, no escatimaron esfuerzos, ni recursos para legarla y sostener el proyecto.  Hoy nos toca a nosotros hacerlo tambien pero para preservarla.

El Costo de una Patria en sudor, sangre y lágrimas, sigue sin que lo hayamos saldado, y nunca se podrá saldar, pero por lo menos, constituyámonos en merecedores de ese sacrificio.

“Y murió tambien toda esa generación y se reunión con sus antepasados. Despues de ellos vino otra generación que no conocía al Señor, ni sabía lo que el señor había hecho por Israel” ( J2:10).

“Efraín se ha mezclado con los demás pueblos; Efraín fue torta no volteada. Devoraron extraños su fuerza, y él no lo supo; y aun canas le han cubierto, y él no lo supo”. (O.7:8-9)

Hasta la próxima.

Dario Nin

SHARE