La Seguridad Ciudadana mucho más que desarme.

09 de junio 2021

Por Darío Nin

La seguridad ciudadana como expresó el Presidente Luis Abinader debe colocar todo el gobierno en unidad de criterio y acción para la lucha contra el crimen. Y yo voy un poco más lejos, diría:   colocar todo el Estado y lo más sano de la sociedad.

La mayoría de las personas tienen la idea de que seguridad ciudadana es salir a las calles sin temor a ser atracado. Eso es una parte muy importante, pero no es la esencia de la seguridad ciudadana.

Porque si esa sensación se logra en restricción de los derechos humanos o fundamentales, la limitación de tu derecho a circular libremente y otros; no existe entonces dicha seguridad. Es mucho más que un “quítate tú pa ponerme yo” o un “desvestir un santo para vestir a otro”

En un trabajo del Subsistema de inteligencia civil del Ministerio de Gobernación de Guatemala, Subgrupo de Trabajo N° 4 Inteligencia Civil. (2002) encontramos la siguiente definición de Seguridad Ciudadana, que consideramos válida y completa por lo que la cito a continuación:

“la seguridad ciudadana se define como el derecho de los integrantes de la sociedad de desenvolverse cotidianamente con el menor nivel posible de amenazas a su integridad personal, sus derechos y el goce de sus bienes. Se asienta en la obligación del Estado de satisfacer las necesidades del ciudadano, a cambio de la delegación de poder que éste ha hecho en los responsables de conducir el aparato estatal. [···] De manera que la seguridad ciudadana, incluye tanto los derechos de la población, como las acciones necesarias, realizadas por el Estado, para contrarrestar o prevenir hechos delictivos que atentan contra la integridad de las personas, el ejercicio de sus derechos y el goce de sus bienes”.

De ahí que la seguridad jurídica sea parte imprescindible de la seguridad ciudadana. E igual lo constituye la educación de éste en educación ciudadana para que se logre y respete la convivencia pacífica y armónica haciendo realidad la frese de Benito Juárez que “el respeto al derecho ajeno es la paz”.

Recuperar la confianza en las instituciones estatales, cuerpos policiales sistemas de vigilancia y protección tambien es imprescindible para configurar en la práctica este concepto.

Por ejemplo, hay dos acciones que se deben contemplar en pos de una seguridad ciudadana para coadyuvar en el proceso. Uno es saber dónde vive realmente cada dominicano y como identificar los extranjeros indocumentados o ilegales.

Ya he propuesto hace un tiempo la creacion de un censo biométrico para extranjeros, otros para saber cuantos niños y adolescentes tenemos, con quienes viven   e igualmente una actualización de los datos de los dominicanos, “sincerizar” la direccion o el domicilio que tiene en la cédula de identidad y electoral con su direccion real.

Un primer y significativo paso sería producir el ordenamiento de vecinos por parte de los ayuntamientos o alcaldías en coordinación con el Ministerio de Interior y Policía, en donde se involucren los Notarios Públicos para que cuando se haga un contrato de alquiler, se declare las generales de las personas que residirán en las casas alquiladas. O sea, saber quiénes tiene domicilio a partir del alquiler o arrendamiento en ese lugar. Y que esos datos pasen a registro civil (JCE), ayuntamientos y el Ministerio de Interior para que se tenga constancia del domicilio real de cada dominicano o de cada residente. Eso también es parte de la seguridad ciudadana.

Hasta la próxima.

Darío Nin

SHARE