Que nos visite el Defensor del Pueblo

Por Miguel López Rodríguez NY         –

Yo sé de las necesidades que tenemos los dominicanos que salimos de allá y sobrevivimos aquí

Tambien sé lo que es discriminación, recibir miradas por encima del hombro y promesas no cumplidas.

Se la dificultad que se pasa cuando hay que hacer diligencia en cualquier sentido y no sabemos dónde ir o quien nos oriente adecuadamente cuando desconocemos el lugar, la forma de llegar o el idioma para comunicarnos.

Si señor, son muchas las necesidades, son muchas las vicisitudes por las que pasamos. Los chelitos que aruñamos aquí lo compartimos con los familiares de allá, no porque no lo necesitemos, sino porque sabemos que allá hay más necesidades económicas que aquí probablemente

Muchas veces los que honradamente trabajamos aquí, no nos alcanza para ahorrar nada, no podemos más que sobrevivir cubriendo los gastos de servicios, comida y vivienda.

Nunca podemos comprar un solar o una casita para cuando se nos acaben las fuerzas ir de retirada a un espacio digno allí y tampoco nadie nos toma en cuenta para exigir nuestros derechos allá

Hoy simplemente quiero recordar que los dominicanos de aquí, somos tan dominicanos como los de allá y necesitamos a alguien que sienta nuestro dolor y aunque no las sufra se imagine nuestras necesidades.

 Le recuerdo que nos costó muchos años conseguir el diputado de exterior. Nos costó muchos años año conseguir que la Junta Central Electoral abriera delegaciones. Nos cuesta mucho todo.

Yo sé de lo que hablo, porque por años y la gran comunidad dominicana en new York sabe que no miento, he estado al servicio de ellos orientando madres desesperadas que le notifican que su hijo será deportado; por ejemplo.

Hoy necesitamos que el Defensor del Pueblo recién electo Pablo Enrique Ulloa, nos visite, en persona y si no puede delegue en uno de sus adjuntos.  El Dr. Darío Nin por ejemplo que hoy es un Adjunto ha estado por aquí en tiempos atrás orientándonos y dándonos talleres de crecimiento y de amor a la Patria, él o cualquier otro, pudiera retomar esas iniciativas. Si hoy necesitamos que ellos o por lo menos uno de ellos nos visite para que pueda comprobar nuestra realidad.

Personalmente estoy a su requerimiento para acompañarlos en el estos lugares y tareas

Le invito a que nos visiten y que también el Defensor del Pueblo de la Republica Dominicana sean defensor de esta gran parte del pueblo dominicano que sobrevivimos aquí.

Miguel López Rodríguez

Activista social de la comunidad dominicana Ny

SHARE