No Mas Insensibilidades.

Por Darío Nin

Primera Publicación: 1 de abril del 2016. Almomento y otros digitales.

Actual 30 de junio del 2021.

En estos tiempos en que asumió una función pública en un órgano extra poder, me ha dado con rebuscar mis artículos y re-publicarlos, como una manera de recordarme a mí mismo mi prédica por años y el para qué, buscaba una función como la que se me ha asignado.

Aunque desarrollar los planes una vez que se llega, no es tan fácil como uno piensa cuando esta fuera. Sobre todo cuando ponerlo en práctica no depende cien por ciento de ti. Sin embargo, el recordar lo que se ha propuesto sirve de autoconciencia de reproche por si se me pierde el norte o claudico frente a los obstáculos o tentaciones del camino.

Teniendo esto como necesario preámbulo. Procedo a transcribir el artículo que hace más de seis años publiqué.

“Que esperamos para tomar en serio esto de educar las emociones para sembrar en las conciencias lo que predicamos sobre dignidad humana.

Es escalofriante el video que circula en las redes sociales, en el que se observa dos niño peleando en plena aula de clase y lo escalofriante no es la pelea; de la que todos en el desarrollo de nuestras vidas hemos visto o hemos sido parte, si no el ver como dos indolentes seres humanos permiten que en su presencia se escenifique esta y más aún, la azucen.

En el video se ve como la maestra con la punta del zapato toca las partes bajas de uno de los estudiantes que en la pelea rasga su pantalón.

Es eso lo que más indigna. La falta de sensibilidad de los guardianes del orden y de la formación del aula, la policía y la maestra.

Eso es en pequeño. Lo que sucedió en grande con la agresión del aspirante a diputado Blas Peralta y la consecuente venganza que éste emprende, terminando en la muerte del ex rector de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), Mateo Aquino Febrillet.

¿Qué está pasando a ese nivel y a nivel de las direcciones máximas del sistema educativo dominicano, que no arranca con un programa serio y consistente, sobre educación de las emociones y las sensibilidades?  ¿Qué se está esperando? De por Dios, no más insensibilidades.

Otras noticias que ya pareces olvidadas, pero que en verdad están muy recientes para olvidarlas, son la de la maestra que pagó a dos sicarios para que asesinaran su propio padre. Y la de dos coroneles implicados en la violación de sus propias hijas, o el de la menor de 16 años que dio a luz a un niño, lo mató a puñaladas y lanzó el cadáver en un tanque de agua, en su vivienda del sector El Café de Herrera en Santo Domingo Oeste.  Entra aquí tambien la de la niña que fue lanzada del puente peatonal por sus compañeros de escuela, o la que recientemente fue muerta por otros compañeros.

Mejor no seguir contando esas cosas, que sólo reafirma que ellos no son los únicos victimarios, que ahí, tenemos todo un botón de culpa, y que la indolencia de los que pueden hacer que esto empiece a cambiar, es el principal cómplice”,

¡Hoy más que nunca debemos educar para la vida!

Hasta la próxima.

Darío Nin

SHARE