El  Titular del Defensor del Pueblo, Pablo Ulloa, informó que la institución que representa  trabajará en la protección de los derechos fundamentales y la efectiva reinserción social de toda la población recluida en los centros penitenciarios del país.

El Defensor del Pueblo al recibir el mandato constitucional de salvaguardar los derechos fundamentales,  se convierte en vigilante de la buena administración de justicia y supervisor natural de instituciones como Defensa Pública  o del propio Ministerio Público, como una forma de garantizar la correcta administración  y el buen servicio. Es por esto, que es denominado como un extra poder  a la misma altura en el organigrama del Estado  de cualquier otro de los poderes conocidos tradicionalmente o lo establecidos en la Constitución del 2010. Dotado conforme a esta  de autonomía administrativa y presupuestaria lo que garantiza su actuación con absoluta independencia.

Con mira a lo planteado,  la entidad ha iniciado un programa de visitas a las cárceles cuya primera  se realizó junto al titular de las prisiones, representantes de los derechos humanos y jueces de la ejecución de la pena, entre otras autoridades, como una forma de aunar esfuerzos que permitan garantizar sus derechos a los privados de libertad.

La misión del Defensor del Pueblo cuya dirección esta compuesta ´por un titular dos adjuntos y dos suplentes  conforme lo establece la Constitución de la Republica y la ley 19-01, modificada esta ultima por la ley 367-09.  Es  contribuir a salvaguardar los derechos fundamentales de las personas y los intereses colectivos y difusos establecidos en esta Constitución y las leyes, en caso de que sean violados por funcionarios u órganos del Estado, por prestadores de servicios públicos o particulares que afecten intereses colectivos y difusos.

El primer centro visitado por el titular del Defensor del Pueblo fue la Penitenciaría Nacional La Victoria. Pablo Ulloa, durante su recorrido el pasado sábado por cada área de esa cárcel escuchó las problemáticas de los internos.

Pablo Ulloa, Defensor del Pueblo.

El recorrido fue realizado junto al director de Prisiones, Roberto Hernández; Denia Benders, alcaidesa de ese recinto penal; la jueza de la ejecución de la pena, Mercedes Sena; y Manuel María Mercedes, presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH_RD).

El recorrido incluyó una visita a la oficina de los Derechos Humanos, situada en esta cárcel; el departamento de atención penitenciaria, las aulas de estudios y los talleres de ebanistería y panadería.

También abarcó el almacén de alimentos y la cocina, las distintas áreas médicas; el denominado patio, talleres e instalaciones deportivas.

Súlgida Nin. SFD

SHARE