Puerto Príncipe, 14 agosto (EFE).- Organizaciones internacionales coinciden en la instalación “inmediata” de albergues para socorrer a “muchas personas” que han perdido sus hogares a causa del terremoto de magnitud 7,2 que este sábado asoló el sur y otras zonas de Haití.

“En la zona se va a necesitar de todo, alimentos, medicinas, equipos pesados para la limpieza de escombros (…) también habrá que instalar albergues de inmediato, porque la gente no volverá a sus casas destruidas o semidestruidas”, dijo a Efe el delegado en Puerto Príncipe de la Federación Internacional de la Cruz Roja, Peter Finlay.

Al menos 304 personas murieron por el terremoto, de acuerdo con el más reciente balance de Protección Civil, que da cuenta de “cientos de heridos y desaparecidos”
Del total de fallecimientos, 158 se produjeron en el sur, según el informe de Protección Civil.
Finlay afirmó que Jérémie ha quedado incomunicada por carretera y que su muelle resultó completamente destruido.

A la situación de urgencia hay que añadir la crisis política, agravada por el asesinato del presidente Jovele Moise el pasado 7 de julio, así como los efectos de la covid-19.

“Tememos que la situación empeore debido a los efectos que podría causar la tormenta (tropical) Grace) cuya ruta de traslación indica que impactará en las próximas horas a la isla La Española (cuyo territorio comparten Haití y República Dominicana)”, agregó el socorrista.

Por otra parte, el director en Haití de Catholic Relief Services, Akim Kikonda, dijo que en la ciudad de Les Cayes se necesita de la “inmediata” instalación de albergues temporales y el suministro de lonas, bidones para almacenar agua y materiales de higiene personal.

“Tenemos la información de que el hospital público llegó a su máxima capacidad, debido a la cantidad de heridos. Las autoridades de Protección Civil han activado su mecanismo de respuesta a emergencias y están recorriendo el área y ayudando a las personas atrapadas en las edificaciones colapsadas y atendiendo a los heridos”, dijo Kikonda a Efe.

El directivo aseguró que “muchas personas” han perdido sus hogares, por lo cual será hará necesario también una solución de vivienda permanente, “lo han perdido todo”.

Kikonda agregó que la situación en Les Cayes es de “calma” y que no se observa una situación “caótica”, que obligue a una presencia policial excepcional.

Un equipo de expertos en desastres de Estados Unidos se encuentra en Haití para evaluar “los daños y necesidades” del país caribeño tras el terremoto que afectó a la empobrecida nación este sábado y que ha dejado, de momento, 227 muertos y cuantiosos daños materiales.

Así lo anunció este sábado la administradora de la Agencia de Cooperación para el Desarrollo de Estados Unidos (Usaid, en inglés), Samantha Power, designada por el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, para coordinar la respuesta al sismo de magnitud 7,2 en Haití. EFE

SHARE