Con goles de Modric y Benzema, obtuvo ayer la Supercopa número 12 de su historia. Se vengó del Athletic, que lo eliminó en la pasada semifinal

El Real Madrid ganó ayer la Supercopa de España al imponerse 2-0 al Athletic Bilbao, que defendía el título, en el estadio King Fahd de Riad.

Luka Modric abrió el marcador (minuto 38) y Karim Benzema amplió la cuenta blanca de penal (52) para dar al Madrid su duodécima Supercopa.

El equipo merengue se vengó de paso del Athletic, su verdugo en la semifinal del pasado año (2-1) antes de ganar en la final al FC Barcelona 3-2 en la prórroga.

Sobre el césped del estadio King Fahd, el Madrid tuvo más la posesión del balón ayer frente a un Athletic que buscaba presionar arriba la salida de los blancos.

El conjunto capitalino logró sortear la presión rival para llegar a los dominios de Unai Simón, pero le costaba encontrar los huecos para disparar. El Madrid acertaría con la portería en una internada de Rodrygo en el área que cedió atrás para que Modric soltara un disparo que se coló en la portería vasca (38).

A la vuelta del descanso, el técnico del Athletic Marcelino García Toral intentó revolucionar su equipo con la entrada de Nico Williams por Alejandro Berenguer buscando dar más dinamismo a su conjunto. Pero cuando el Athletic trataba de aumentar el ritmo, una mano de Yeray dentro de su área fue sancionada con penal a instancias del videoarbitraje, que avisó al árbitro de la infracción.

Benzema se encargó de transformar la pena máxima (52) para ampliar la cuenta merengue y poner más presión sobre los Leones. El Athletic acabó poniendo asedio a la portería blanca hasta provocar una mano en el área de Militao sancionada con penal y tarjeta roja, pero Courtois detuvo con el pie la pena máxima lanzada por Raúl García (88).

SHARE