Agradézcale a Dios hoy por su Espíritu Santo, que está actuando para guiarle a lo largo de un emocionante andar de fe.
1 de febrero de 2022

Corintios 2.12-16

Debido a que los seres humanos tenemos una naturaleza caída y una mente limitada, hay muchas facetas de la grandeza de Dios que no podemos comprender por completo. De hecho, la única manera de entender las verdades divinas es a través del Espíritu Santo, el omnisciente Maestro enviado a vivir dentro de los creyentes. Él interpreta las cosas de Dios para nosotros y nos ayuda de muchas otras maneras.

Nadie puede venir a Jesucristo sin la obra del Espíritu Santo. Él nos convence de pecado, nos hace conscientes de nuestra necesidad de un Salvador y nos da la fe para creer en Cristo y ser salvos.

Una vez que hemos entregado nuestra vida al Señor, el Espíritu comienza el proceso de santificación. Esta transformación a la imagen de Cristo es un proceso de crecimiento que dura toda la vida, a través de la Palabra de Dios.

A lo largo del camino, el Espíritu nos da poder para difundir la buena noticia de la salvación. Lo hace guiando nuestras palabras, dándonos valentía y abriendo los corazones para que quienes escuchen puedan creer.

Agradézcale a Dios hoy por su Espíritu Santo, que está actuando para guiarle a lo largo de un emocionante andar de fe.

tomado del Ministerio En Contacto.
Dan/sfd

SHARE