18 de febrero 2022

El Secretario General de las Naciones Unidas (ONU), António Guterres, informó este viernes que la Comunidad Internacional asumió el compromiso de aportar 600 millones de dólares en favor de un plan de liderazgo, con el objetivo de apoyar al pueblo haitiano en su recuperación de su crisis humanitaria, de política y seguridad.

Durante un encuentro con la prensa haitiana, aseguró que para ese organismo es importante mantener el impulso y el apoyo a Haití, en su lucha por la paz y una resolución para su futuro.

“Tenemos que asegurarnos de que esos recursos, aprendiendo las lecciones del pasado, realmente resulten en la vida de las personas en el sur de la península. Nos da esperanza para el resto del presupuesto que se espera para la reconstrucción en Haití”, manifestó Guterres, quien dijo sentirse esperanzado y optimista.

Es por esto se ha establecido un mecanismo de monitoreo de gastos para garantizar que el dinero llegue a las manos de quienes más lo necesitan: mujeres, niños, hospitales, escuelas y los medios de subsistencia, que no están operando. Guterres dijo que ese plan ha sido diseñado por varios sectores, los cuales determinará los hospitales y escuelas que necesitan reparación y la forma y manera en que se gastará el dinero. Sin embargo, su implementación debe ser consensuada con la sociedad civil, comunidades individuales y el gobierno.

Asimismo, valoró los Estados Miembros de la ONU pasaran de una misión de mantenimiento de la paz en Haití a una de política, lo cual se hizo con la visión de que ese país comience a fortalecer sus instituciones y a apoderarse de su propio futuro.

De igual modo, abogó por que se haga justicia por el asesinato del presidente Jovenel Moïse, ocurrido el 23 de julio del pasado año 2021.

“Yo creo que todavía hay desafíos, muchos desafíos, que no hay un gobierno que esté en el lugar, que la tragedia del asesinato del presidente es una crisis con la que han estado lidiando y hay que hacer justicia por eso”, dijo.

Inestabilidad haitiana

Para el secretario general de la ONU las causas de la inestabilidad del vecino país son complejas, las cuales van desde la crisis humanitaria, estructuras débiles y la crisis política. “Creo que estas son algunas de las razones por las que hay tanta inestabilidad en el país, por lo que tiene que haber voluntad política, tiene que haber una vía para que todos vengan a la mesa a discutir el futuro de Haití”, planteó.

Entiende que a raíz de esa crisis han aprendido que las naciones tienen que tomar el liderazgo en los planes y en las inversiones específicas “en beneficio de la gente y en consulta con su gente”.

DXan/Sfd

SHARE