Muere el paciente que recibió un trasplante de un corazón de cerdo genéticamente modificado.

David Bennett, de 57 años y con una enfermedad cardiaca terminal, ha fallecido dos meses después de la histórica operación que le fue practicada en el Centro Médico de la Universidad de Maryland.

Pero esto no quita esperanzas a los científicos. Robert Montgomery, cirujano de trasplantes del NYU Langone Health, dice que siguen siendo “extremadamente optimistas de que a través del genotrasplante vamos a ser capaces de resolver este problema de la escasez de órganos y del hecho de que 6.000 personas mueran cada año esperando un órgano”.

El hospital ha indicado que la condición del paciente se había deteriorado en los últimos días y fue sometido a cuidados paliativos. Su equipo médico, “devastado”, ha agradecido su valentía.

Pese a todo, su operación sigue siendo considerada un éxito y la única opción que tenía en aquel momento, ya que no era apto para un trasplante tradicional.

SHARE