MEDITACIÓN DIARIA
Libertad del autorrechazo
Si usted ha recibido a Jesucristo como Salvador, Él le ha aceptado al haber muerto a su favor y no gracias a su desempeño.

19 de marzo de 2022

Romanos 5.6-11

Muchas personas, incluso de la iglesia, sufren de autorrechazo. Este tipo de patrón de pensamiento puede persistir durante años, saboteando la verdad sobre quiénes somos en Cristo y cuán valiosos somos para nuestro Padre celestial. Cuando tal mentira reina en nuestra mente se producen sentimientos de insuficiencia.

Si usted ha recibido a Jesucristo como Salvador, Él le ha aceptado al haber muerto a su favor y no gracias a su desempeño. Esta verdad debe gobernar su percepción de sí mismo. Sin embargo, eliminar patrones incorrectos de pensamiento, requiere más que saber por qué es aceptado. Para desarrollar una perspectiva más saludable, debe saturarse con la Palabra de Dios para que el Espíritu Santo pueda renovar su mente con la verdad bíblica.

Comencemos con algunos principios fundamentales de la Biblia. Como creyentes, pertenecemos a la familia de Dios (Ro 8.15-17). Somos tan amados por Él, que envió a su Hijo para salvarnos del pecado y la condenación (Jn 3.16). Y su Espíritu nos capacita para vivir en victoria como el Padre desea: en justicia, santidad y verdad (Ga 5.16-25).

Si usted permite que estas tres verdades impregnen su ser, con el tiempo su percepción de sí cambiará y, al final, experimentará buenos sentimientos.
Tomado de :https://www.encontacto.org/lea/devocionales-diarios

Dan/Sfd

Romanos 5:6-11
Reina-Valera 1960
6 Porque Cristo, cuando aún éramos débiles, a su tiempo murió por los impíos. 7 Ciertamente, apenas morirá alguno por un justo; con todo, pudiera ser que alguno osara morir por el bueno. 8 Mas Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros. 9 Pues mucho más, estando ya justificados en su sangre, por él seremos salvos de la ira. 10 Porque si siendo enemigos, fuimos reconciliados con Dios por la muerte de su Hijo, mucho más, estando reconciliados, seremos salvos por su vida. 11 Y no solo esto, sino que también nos gloriamos en Dios por el Señor nuestro Jesucristo, por quien hemos recibido ahora la reconciliación.

SHARE