MEDITACIÓN DIARIA

¿Fe o sentimientos?

Cuando Dios presenta una oportunidad de servirle, debemos decidir si lo haremos aunque nos sintamos incompetentes.

2 Corintios 3.4-6

Confiar en Dios es fácil cuando la vida es buena o nos sentimos competentes. Pero ¿se trata de una fe genuina o de un tipo de autosuficiencia? El apóstol Pablo dijo: “Nuestra competencia proviene de Dios” (2 Co 3.5). Si el Señor nos llama a hacer algo que parece imposible o irrazonable, Él nos equipará para ello. Pero si dejamos que los sentimientos de miedo, insuficiencia o indignidad nos hagan dudar de Él, podríamos perder la oportunidad.

A veces, tenemos miedo de aventurarnos en una nueva tarea, porque estamos escuchando las voces equivocadas. El diablo siempre trata de engañarnos y sembrar dudas en nuestra mente para que no confiemos en el Señor (Jn 8.44). Él detesta ver a un creyente dejar de lado el miedo, decidir creer en Dios y seguir adelante en obediencia.

Una tarea desafiante del Señor es a menudo una bifurcación en el camino. Cuando Dios presenta una oportunidad de servirle, debemos decidir si tomaremos su camino aunque nos sintamos incompetentes. Estamos llamados a vivir por fe, no por miedo. Si usted se encuentra en una encrucijada, recuerde que su competencia no está en usted, sino en Dios, y que nada es demasiado difícil para Él. Confíe en el Señor y dé un paso.

Tomado de:https://www.encontacto.org/lea/devocionales-diarios.

Dan/Sfd

Y tal confianza tenemos mediante Cristo para con Dios; no que seamos competentes por nosotros mismos para pensar algo como de nosotros mismos, sino que nuestra competencia proviene de Dios, el cual asimismo nos hizo ministros competentes de un nuevo pacto, no de la letra, sino del espíritu; porque la letra mata, mas el espíritu vivifica.

 

SHARE