MEDITACIÓN DIARIA

Nuestro Padre celestial

Al ver al Padre a través de la verdad de la Biblia, descubriremos una seguridad que nunca habíamos conocido antes.

11 de noviembre de 2022

Mateo 6.9-13

Cuando Cristo les enseñó a sus discípulos a orar, comenzó dirigiéndose a Dios como “Padre nuestro”. Todos los que hemos nacido de nuevo en la familia de Dios tenemos este mismo derecho. Dado que nuestro concepto del Padre celestial está limitado por nuestras percepciones terrenales, consideremos lo que dice la Biblia acerca de su cuidado por nosotros.

NUESTRO PADRE CELESTIAL NOS AMA. Primera de Juan 4.16 nos dice que su amor nunca cesará. Incluso cuando desobedecemos, lo demuestra con la disciplina (He 12.6).

ÉL ESCUCHA NUESTRAS ORACIONES. Dios nunca está demasiado ocupado para nosotros. Nos invita a acercarnos a su trono con confianza para recibir gracia, misericordia y ayuda en la hora de necesidad (He 4.16).

EL PADRE ES NUESTRO PROVEEDOR Y PROTECTOR. Promete suplir todo lo que necesitemos y protegernos del maligno (Mt 6.11, 13). Cada suceso de nuestra vida es filtrado a través de su voluntad soberana.

EL SEÑOR ES NUESTRO GUÍA. Nos ha dado su Palabra para dirigir nuestro camino (Sal 119.105).

Al ver al Padre a través de la verdad de las Sagradas Escrituras, en vez de nuestras ideas preconcebidas, lo veremos cómo es realmente, y descubriremos una seguridad que nunca habíamos conocido antes.

SHARE